Las cooperativas de frutas, del campo a tu mesa

Frutas de otoño

Las frutas son posiblemente los mejores alimentos con los que podemos llenar nuestra despensa y nuestra mesa. Nadie duda del valor que tienen las cooperativas de frutas, responsables de que el producto llegue hasta el consumidor final mediante una cadena de trabajo que trata la fruta de principio a fin.

Todos sabemos que las frutas son sanas pero, ¿conoces las diferentes frutas de cada estación?

De la mano del site Actitud Saludable conocemos qué frutas puedes consumir en mejores condiciones en cada época del año y beneficiarte de todas sus propiedades.

Frutas de verano, las más frescas e hidratantes

En verano el cuerpo nos pide un plus de hidratación, frutas ricas en agua como la sandía, el melón o las tropicales, mango, coco y papaya entre otras no deben faltar en tu compra semanal.

Además de aportarnos una cantidad impresionante de vitaminas y apenas contener calorías, las frutas de verano evitan la deshidratación propia del calor.

Esta época del año es la mejor para tratar de acabar con la retención de líquidos. Gracias a las frutas que nos llegan a través de las cooperativas, consumimos mucha agua que nos ayuda a drenar y eliminar toxinas.

Frutas de otoño, vamos preparando el cuerpo para el cambio

En el otoño, los cambios bruscos de temperatura propician los resfriados y otras enfermedades leves que se podrían evitar con unas defensas fuertes. En esta época del año, muchos consumen complejos vitamínicos de venta en farmacias, pero aunque es una ayuda, no es suficiente. La fruta resulta imprescindible también en otoño.

En esta temporada, comienzan a volver las naranjas, mandarinas, uvas y manzanas.

Frutas de invierno, vitaminas imprescindibles

Aunque las frutas de cualquier época del año son muy ricas en vitaminas y minerales, estos nutrientes se vuelven aún más imprescindibles en invierno, momento en que nuestras defensas trabajan al 200%.

Entre las mejores frutas, los zumos de naranjas o aquellos un poco más calóricos de lo habitual, como las chirimoyas o los plátanos, que nos aportan energía y elevan la temperatura.

Frutas de primavera, preparando otro cambio

Con la llegada de la primavera cambian los días, cambian las flores e incluso cambia nuestro estado de ánimo. Las ropas vuelven a lucir tejidos más frescos y colores más vivos y estos cambios se reflejan también en nuestra alimentación.

Hablando de frutas que llenan las cooperativas y las tierras de cultivo, la primavera es la temporada de las fresas, las cerezas y los albaricoques.

La tierra empieza a producir frutas más frescas de cara al verano que está de nuevo a la vuelta de la esquina.

 

El valor de las cooperativas de frutas y en general de todo aquel negocio que se mueva en torno a la fruta tiene un valor fundamental sobre nuestra salud y la buena alimentación. Empresas que nunca deberían dejar de existir si queremos garantizar la buena nutrición.

Frutas, verduras, legumbres, hortalizas… La Naturaleza nos ofrece alimentos que son un auténtico lujo. No los pases por alto.