¿Qué dicen sobre las cooperativas los partidos políticos?

Parece que el asunto de las cooperativas sigue siendo una cuestión de izquierdas, políticamente hablando. Con la sombra de las elecciones aún demasiado cerca y la posibilidad de una vuelta a las urnas, los partidos políticos españoles parecen no haber tenido demasiado en cuenta en sus programas a las cooperativas.

 

PP y Ciudadanos han “olvidado” a un segmento cada vez más en auge, mientras que es la izquierda quienes han desarrollado propuestas para ellos.

PSOE aboga por reformas que logren un mayor reconocimiento y crecimiento de las cooperativas, mientras que Unidad Popular (Izquierda Unida) busca modificar la Ley de Sociedades y la Ley de Cooperativas para cambiar, entre otros asuntos, la cantidad de socios mínima, reduciendo de 5 a 3 para que la creación de una cooperativa sea más sencillo.

Por su parte, Podemos promete un plan de ayudas para este tipo de asociaciones y la posibilidad de crear un servicio público de asesoría especialmente dirigidas a las cooperativas que pueda ofrecer, entre otros, facilitar los procesos de constitución, ofrecer información más transparente, etc.

Las cooperativas cuentan con muchos beneficios, como la unión entre los socios y la posibilidad de crear algo entre personas con intereses comunes, pero también presenta inconvenientes, como la mayor dificultad para obtener financiación privada que actualmente sigue siendo la gran losa de este tipo de movimiento.

Las cooperativas, cada vez más populares entre los jóvenes

Aun así, la dificultad del marco laboral español entre personas de cualquier edad ha contribuido a que cada vez más desempleados opten por las cooperativas. Según los expertos, son los jóvenes quienes más deben recurrir a este modelo por la dificultad de acceder a un primer empleo o la imposibilidad de lograr un trabajo relacionado con sus estudios universitarios.

 

El autoempleo cobra cada vez más fuerza e importancia en nuestro país y, dentro del gran grupo que conforman los empresarios y profesionales autónomos, las asociaciones cooperativas van ganando presencia a marchas forzadas.

Aunque las cooperativas pueden abrir las puertas de un mercado que directamente se les cierra a los más jóvenes, actualmente apenas existe un 5% de menores de 25 empleados en este tipo de organizaciones, cifra que sin ninguna duda irá en aumento durante los próximos años y que es bastante superior si aumentamos la edad de juventud hasta los 39 años. En este caso, el porcentaje asciende hasta rozar casi el 45%.

Las ventajas que las cooperativas pueden aportar a la gente joven son, principalmente, la posibilidad de llevar a cabo sus proyectos y darse a sí mismos la oportunidad que desde fuera nadie les da. Además, al no existir una jerarquía jefe-empleado e incentivar la unión entre socios, parece que el esquema de las cooperativas puede estar más cercano al pensamiento joven que cualquier otro tipo de organización.

Las cooperativas más populares siguen siendo las cooperativas de frutas y verduras, con una importancia fundamental dentro del sector agrícola. Este tipo de alimentos naturales de la tierra son una fuente natural de vida y que representan por sí solas el motor y la importancia de las cooperativas dedicadas a ellas.

 

En cualquier caso, un cambio de postura general dentro de los partidos políticos, con un mayor foco en las cooperativas resulta imprescindible para que este movimiento continúe en expansión y sirva como respiro para unas cifras del paro aún demasiado castigadas.