Inconvenientes de las cooperativas

Inconvenientes de las cooperativas

Las cooperativas son más antiguas de lo que imaginamos y sin embargo caemos en el falso error de pensar que es algo creado en nuestro tiempo. Este régimen tiene muchísimos beneficios para quienes deciden acogerse a él, como ventajas fiscales, unión entre socios, menos gasto público, entre otros.

Pero, como todo en esta vida, también hay una serie de desventajas que podemos achacarles, inconvenientes de las cooperativas que aunque en algunos casos no son demasiado importantes, en otros se convierte en una losa insalvable.

 

Para que tengas todas las cartas sobre la mesa y puedas decidir con conocimiento de causa qué tipo de asociación te viene mejor en tu caso particular, hoy le damos la vuelta a la moneda y te contamos los inconvenientes de las cooperativas,  motivos por los que deberías pensártelo dos veces antes de utilizar este modelo.

5 inconvenientes de las cooperativas

¿Existe confianza plena?

La cooperativa se suele definir como la unión de socios con intereses comunes tanto económicos como sociales, culturales, etc. En una cooperativa, sus miembros tienen bastante libertad, lo que a su vez lleva a plantearnos dos veces si es el modelo más adecuado. ¿Hay total confianza entre los socios? ¿Seremos capaces de diferenciar trabajo y amistad? ¿El vínculo es lo suficientemente sólido para salvar las pequeñas rencillas que puedan surgir?

Se suele decir que no es bueno mezclar el mundo familiar/amistad con los negocios, pero si la confianza y transparencia es plena, no tiene que ser un inconveniente. En cualquier caso, siempre es muy importante conocer 100% a las personas con las que vas a iniciar la cooperativa y anteponerte a las posibles situaciones que puedan surgir.

Trámites algo más complicados

Aunque posteriormente los beneficios fiscales son bastante interesantes para las cooperativas, el proceso de constitución puede ser lento, complicado y costoso. La mayoría de los gestores no están especializados en este régimen por lo que encontrar un profesional con experiencia en cooperativas que te asesore es fundamental para cumplir a rajatabla el proceso y no saltarnos ningún paso que ralentice aún más dicha constitución.

5 socios como mínimo

El tercero de los inconvenientes de las cooperativas a los que hacemos referencia en este artículo se refiere, de nuevo, a los propios socios. Si ya vimos en el primer punto que debemos tener confianza plena con el resto del equipo, el tema se complica aún más al saber que se necesitan al menos 5 socios.

La posibilidad de rencillas y desavenencias al incluir un número tan grande de personas es mayor.

Dificultad para obtener préstamos privados

A la hora de solicitar financiación, las cooperativas lo tienen más complicado para conseguir préstamos privados. De hecho, para los no gubernamentales se exige una antigüedad mínima de 5 años, por lo que las ayudas al inicio son casi una misión imposible.

Contratación de empleados

El tema de la contratación de empleados que no sean socios de la cooperativa es algo peliagudo, ya que no existe libertad en este sentido.

 

 

En definitiva, como todo en esta vida, tienen sus ventajas pero también existen inconvenientes de las cooperativas que es importante conocer antes de lanzarnos a la aventura.